Finanzas

Zapatero dice que la presión fiscal evolucionará “a la baja” y limita el impacto de las turbulencias

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que la reducción de la deuda pública del Estado, que se situará al final de esta legislatura en el 34% del PIB, favorecerá que la presión fiscal evolucione “a la baja”, a pesar de que en los últimos años se ha experimentado un aumento de la misma como consecuencia de la mayor recaudación impositiva.

Durante su intervención en la clausura del X Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se ha celebrado en Palma de Mallorca, Zapatero afirmó que estas cifras de deuda pública son las “mejores de todo el G7 y las terceras mejores de la Unión Europea”, lo que, a su juicio, representa una “enorme garantía de futuro” para la financiación de la economía y para las oportunidades de crecimiento económico.

Además, el jefe del Ejecutivo aseveró que el Gobierno ha perseguido contener la inflación y, en esta línea, dijo que a pesar del precio del petróleo, se está mejorando la productividad y, por tanto, auguró que la situación económica va a seguir siendo “buena” en creación de empleo y de PIB.

IMPACTO “LIMITADO” DE LAS TURBULENCIAS.

Así, vaticinó que las turbulencias financieras del pasado mes de agosto, derivadas de la crisis de las hipotecas en EEUU, tendrán un impacto “limitado y transitorio” en la economía española, dado que España cuenta con “sólido” sistema financiero, bajas tasas de morosidad y una “excelente” solvencia empresarial, tal como indica que los beneficios ordinarios netos multipliquen por cuatro los costes financieros.

Pese a estas buenas perspectivas, Zapatero aseguró que el Gobierno “no es autocomplaciente, sino ambicioso” y, respecto a los retos de futuro, apuntó que su objetivo es que la economía española crezca “más equilibradamente intensificando el esfuerzo para mejorar la productividad, con políticas fiscales prudentes que garanticen el superávit y beneficien a los ciudadanos con continuidad en la inversión en recursos humanos, infraestructuras e I+D+I”.

El jefe del Ejecutivo, que anunció que la Seguridad Social registró un superávit de 13.722 millones de euros de enero a septiembre, lo que supone 1.800 millones de euros más que en el mismo periodo de 2006, resaltó también que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social alcanzará al final de la legislatura los 52.000 millones de euros, frente a los 15.000 millones de los que disponía la ‘hucha de las pensiones’ hace cuatro años.

Asimismo, subrayó que esta legislatura finalizará con un crecimiento económico del 3,7% en media anual, porcentaje que, según señaló, supera a los países del G-7 y se encuentra más de un punto por encima de la media europea.

En cuanto al saneamiento de las cuentas públicas, el presidente del Gobierno dijo que España es uno de los seis países de la Unión Europea que tiene un superávit presupuestario en sus cuentas públicas de unos 18.000 millones de euros en 2007, “lo que supone una cifra mayor que la suma de lo obtenido por los otros cinco países, que suman un PIB que es un 25% superior al español”.

MAS DE 20 MILLONES DE OCUPADOS.

Por otro lado, Zapatero recalcó que, por primera vez, se han superado los 20 millones de ocupados en España, gracias a que durante esta legislatura “se habrán creado un total de 3 millones de nuevos puestos de trabajo”, lo que situará la tasa de paro por debajo del 8%.

Por tanto, destacó que España ha experimentado un crecimiento económico “como en ningún país del G7″, a lo que hay que sumar la reducción del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades, así como el hecho de que se hayan destinado más recursos para el gasto productivo.

Asimismo, Zapatero señaló que durante esta legislatura, la evolución del gasto productivo en I+D+i ha aumentado en un 145%, pasando así de 3.000 millones de euros a 6.700 millones en los Presupuestos Generales del Estado para el 2007.

El presidente del Gobierno apuntó que el segundo ámbito de gasto que más ha aumentado en los últimos cuatro años han sido las partidas destinadas a educación e infraestructuras, que se han incrementado en un 62% y un 32%, respectivamente.

Finalmente, dijo que a tenor de los resultados de la evolución económica de España, da una nota de un 9 tanto a los empresarios, como a las organizaciones sindicales y trabajadores que, según resaltó, han contado con un espacio económico “favorable” al que ha contribuido la política económica del Gobierno desarrollada en el marco del diálogo social.

via: finanzas.com

Etiquetas: