Euríbor

Y la banca se queda sin crédito…

Y la banca se queda sin crédito

Una de las consecuencias del cierre del grifo crediticio se ha mostrado apenas despunta el 2011, y es que el negocio bancario se ha visto afectado, víctima del efecto boomerang: la banca se queda sin crédito.

Parece un chiste, pero dista de serlo: la restricción del crédito está por convertirse en un grave problema para la banca, pues ven que en sus arcas no quedan más activos fuera de las las subastas de liquidez del BCE.

La banca se ve afectada en su dura restricción al crédito, más allá de la disminución de sus márgenes de negocio, pues es un hecho que verá sus arcas en muy malas condiciones para asistir a las subastas de liquidez del Banco Central Europeo.

La semana pasada, el BCE realizó una  subasta de liquidez a un plazo de tres años que resultó histórica: la banca europea en su conjunto solicitó 489.000 millones de euros, muestra de que los bancos buscan alternativas para fortalecer a su negocio, alicaído ante las restricciones que se han marcado al crédito.

Pero este comportamiento estaría por demostrar otra faceta en febrero, cuando se realice otra subasta de liquidez en la sede del BCE, y cuando es muy probable que buena parte de los bancos europeos se demuestre sin activos para pujar.

La razón: el BCE concede sus préstamos a un tipo muy bajo, pero exige garantías. La mayoría de ellas: titulizaciones de préstamos o hipotecas concedidas por los propios bancos…

¿La banca europea está por caer en casos como el del franco-belga Dexia, sin fondos ni garantías?