Vivienda

Y ahora… micro-mini-pisos

En un post anterior analizábamos la propuesta de los minipisos. Pensados para personas solas, son viviendas que intentan cubrir las necesidades mínimas, en un metraje particularmente escaso. El punto más importante, es que el metro cuadrado es excesivamente alto.

Por supuesto que los minipisos no son un invento español. Muchas ciudades europeas cuentan con pisos de pequeñas dimensiones, y no es algo que ocurra desde hace poco tiempo, sino que lleva décadas. Claro que en muchos casos, como es el ejemplo de París, tienen una muy buena ubicación, y un valor de reventa estable. Sin embargo, no es tan clara la situación en nuestro país.

Las crisis favorecen la creatividad, pero no siempre en un sentido positivo. Cuando empezábamos a acostumbrarnos a la oferta de pisos de 30 metros cuadrados, han comenzado a surgir ofertas realmente insólitas.

En un aviso de fotocasa.es, se ofrece un micro-mini-piso: 10 metros cuadrados. Desde mi punto de vista, es absolutamente imposible considerar que un piso de esas dimensiones sea habitable dignamente. Pero lo que me pareció más insólito es el precio: ¡¡¡48.000 euros!!! Ya veis el precio que resulta por metro cuadrado.

Pero no es el único caso, también hay otro de 15 metros. Eso sí, en este caso, se trata del último piso de un edificio, y tiene acceso a una terraza o patio, de 20 metros cuadrados. Parece una enormidad, en comparación al sector interior.

Creo que hay que hacer dos tipos de consideraciones. En primer lugar, desde el punto de vista económico, parece obvio que el precio es claramente alto. Pero si además pensamos en habitar un piso pequeño, creo que debemos pensar cuantos metros cuadrados son lo mínimo que requiere una persona sola, para vivir dignamente. Creo que por debajo de los 30 metros cuadrados, las condiciones son realmente negativas.

Imagen: elpais.com