Economía

¿Volverá el Gobierno a subir impuestos?

EURO CRISIS

Crecimiento versus austeridad

Hace unos meses el debate principal sobre economía se centraba alrededor de dos conceptos antagónicos: crecimiento versus austeridad. Estimular la economía mediante la inyección de capital para generar actividad y puestos de trabajo, o contener el gasto público para sanear las cuentas y poder crear empleo con las cuentas limpias. Alemania, eje fundamental sobre el que giran las políticas económicas de la zona euro, era partidaria de la austeridad fiscal, pero las presiones internacionales han hecho que Angela Merkel, la canciller alemana, haya dado el brazo a torcer y se empiecen a aplicar en Europa políticas de crecimiento económico.

En España estas políticas de estímulo se han materializado sobre todo en la aprobación hace unos días de la ley de emprendedores, mediante la cual se pretende poner menos trabas y premiar fiscalmente a todo aquél que decida inviertir en nuestro país y que, en definitiva, cree puestos de trabajoSin embargo, sigue habiendo una pregunta de fondo difícil de contestar: dado el crítico estado de nuestra economía, ¿de dónde sale el dinero para el estímulo? El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, ya formulaba esta pregunta hace un par de meses, mostrando públicamente así la cara del escepticismo hacia las políticas contrarias a la austeridad.

Crecimiento se paga con impuestos

Unas dos semanas atrás comentábamos en euribor.es que las ayudas a los emprendedores vendrían necesariamente acompañadas de subidas de impuestos. Y en este punto llegamos al debate que centra casi la totalidad de la atención en España: subir impuestos o bajarlos. Este debate se agudiza teniendo en cuenta que el partido que gobierna en España con mayoría absoluta se presentó a las elecciones prometiendo bajadas de impuestos, cosa que ha incumplido al haberlos subido. Subirlos otra vez tendría graves consecuencias electorales para el Partido Popular, que atraviesa por un mal momento a juzgar por las encuestas de intención de voto publicadas recientemente por diversos medios de comunicación.

Sin embargo, todo parece apuntar a que al Ejecutivo poco le preocupan este tipo de consecuencias y esta semana, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que va a poner patas arriba el sistema tributario español y que creará una comisión de expertos independientes que asesoren al Gobierno sobre cómo llevar a cabo la reforma de los impuestos. No es que Montoro haya sido muy conciso sobre la intención del Gobierno de Mariano Rajoy, quien por otra parte ha asegurado que los impuestos no van a subir más, pero ha dejado caer que “cuando hubiere necesidad de subidas de algún tipo de imposición medioambiental, que es la línea que todos en Europa tenemos que ir practicando, se hará bajando otros impuestos que hoy cargan sobre el empleo”.

Límites al IVA reducido

Esta reforma es necesaria para satisfacer algunas demandas de Bruselas como contrapartida a suavizar el objetivo de déficit de España hasta situarlo en el 6,5% del PIB en el año 2016. Además de las tasas medioambientales, esta reforma contemplará, seguramente, la limitación en la aplicación de IVA de tipo reducido. Este tipo de IVA, que es del 10% desde la reforma del año pasado, se aplica a algunos alimentos animales o vegetales destinados a la alimentación humana, así como al agua. A las lentillas, gafas graduales y algunos productos sanitarios también se les aplica este tipo de IVA. En la mencionada reforma de 2012 se le quitó la reducción de IVA a, entre otros, peluquería, funeraria y espectáculos.

¿Qué creéis que pasará con los impuestos? ¿Compensará el Gobierno la inevitable subida de algunos impuestos con alguna bajada en otros?

  • Eduardo Jimenez

    El ajuste del IVA parece inminente, lo que no se conoce es su amplitud. Se espera que un aumento de IVA no afecte a los productos más importantes, los cuales sufrieron una gran subida en el 2012, ya que la ecuación crisis +p recio elevados + aumento IVA no cuadra.