Vivienda

Desciende la compraventa de viviendas en 2013, pero menos

viviendas

El INE acaba de publicar los datos referentes a las transacciones de compraventa realizadas durante el 2013. Para el último año completo, el cierre ha supuesto de nuevo una caída en el número de inmuebles que han cambiado de manos, un 2,2% menos de viviendas se vendieron en el último año.

A pesar del descenso, hay motivos para pensar en positivo, ya que se trata de la mejor bajada desde que comenzara la crisis, por ejemplo, el porcentaje de descenso del 2,2% resulta moderado si se compara con el 11% de caída que se sufrió al finalizar el año 2012.

El despertar de la vivienda usada

Durante los años de la burbuja inmobiliaria, todo el sistema se estructuraba en torno a las viviendas de nueva promoción, las casas recién construidas, en incluso aquellas que se vendían sobre plano despertaban el interés del comprador y representaban el grosso de las ventas inmobiliarias.

Sin embargo, con la crisis el parqué de viviendas nuevas es amplio, y el precio bastante más elevando que el de una vivienda usada, de las que, además, se pueden encontrar muy buenos precios debido en función de la necesidad de venta que tengan los propietarios. Solo en el último año, las viviendas de segunda mano han supuesto el 53,3% de las transacciones de compraventa.

Bajar el precio no quiere decir vender

Sin embargo aun existen importantes brechas que salvar en torno al negocio inmobiliario. Los compradores optan ahora por encontrar auténticos “chollos” en viviendas, y los encargados de las inmobiliarias instan a los propietarios a ajustar los precios todo lo posible. A pesar de ello, las compraventas siguen siendo bajas debido, en parte a las altas tasas de desempleo, en parte a las difíciles condiciones para acceder a una hipoteca.

¿Estamos ante otro indicio de recuperación económica?