Euríbor

VIVIENDA LIDERA LAS QUEJAS FORMULADAS EN 2007 ANTE LA FCUI

Así es, este sector que tantos quebraderos de cabeza está trayendo, en lo que respecta a las idas y venidas del euribor, al paro, el precio de los inmuebles, etc. También es el área de la economía que lleva cinco años consecutivos encabezando la lista de reclamaciones realizadas ante la Federación de Consumidores y Usuarios Independientes (FCUI).

En el recién pasado 2007, se recibieron 6.261 quejas referidas a la vivienda, lo que representa un 12% del todas las realizadas. Casi siete de cada diez de estas reclamaciones están relacionadas con la actividad de compra-venta, 4.481 del total, y el resto, 1.780, se refieren al alquiler.

En cuanto a la compra-venta, un cuarto de las quejas se han presentado por deficiencias en la prestación de servicios y cláusulas abusivas; mientras que, de las relacionadas con el alquiler, siete de cada diez se debieron a deficiencias en la prestación de servicios y cláusulas abusivas.

El incremento es significativo si lo comparamos con los datos de 2006, cuando se produjeron 5.807 quejas (4.052 de compraventa y 1.775 sobre arrendamiento) según datos extraídos de lavanguardia.es

En cuanto a consultas, en 2007 se han registrado 33.339, el 69% de ellas relativas a compraventa y el 31% a arrendamiento. En este caso se ha producido una reducción con respecto al número de consultas realizadas en referencia a la vivienda en 2006; año en el que se realizaron más de 42.000 consultas, lo que los expertos atribuyen a la mayor cautela de los consumidores a la hora de decidir sobre el desembolso que supone la compra de una vivienda.

La FCUI recomienda a los compradores, en relación con el retraso en la entrega de llaves, prever en los contratos que firmen cláusulas de penalización en casos de incumplimiento, como la compensación por alquileres o cantidades por día de retraso.

Además señala que, una vez firmado el contrato, se pueden denunciar las claúsulas abusivas, que la memoria de calidades tiene carácter vinculante y que hay pagos que no corresponde asumir al comprador, como hipotecas que el promotor haya solicitado.

  Mar Criado

Etiquetas: