Finanzas

Llega el impuesto Robin Hood

Book of "Income Taxation" and coins isolated on white

Primero los ricos europeos lo trajeron a colación (alemanes, después franceses), y después el superinversor Warren Buffet, y finalmente Obama intenta convertirlo en una ley: la Tasa Buffet o lo que ya se comienza a llamar el Impuesto Robin Hood. Sarkozy, al parecer, no tarda en imitar ese impuesto norteamericano.

¿Qué es el impuesto Robin Hood? Se trata del impuesto a los grandes capitales y fortunas, aplicable a particulares o empresas, con ingresos superiores (en el caso de los Estados Unidos) al millón dólares, y que ahora empieza a cundir (tiempo electorales al fin y al cabo) en los cerebro de los políticos españoles.

Los ricos deben pagar por la Crisis” es el nuevo lema financiero, como antes lo era “la recuperación del empleo” y antes “la culpa es los bancos”. Las recetas fáciles tienen eso: se pegan, se repiten, ganan votantes…

Aunque ya se mueven las fichas para recuperar el impuesto sobre los patrimonios, los candidatos del 20N se suben al carro de la moda, y piden más impuestos, pero sólo para los ricos. He ahí el anzuelo para el voto indignado y parado.

Y la cosa prende: una encuesta señala que la gran mayoría de los votantes creen que los ricos pagan poco y los pobres demasiado. Así lo creen 77% de los votantes del PSOE y 79% de los votantes del PP.

Según e PSOE, este impuesto a los ricos ayudaría a reintegrar a los jóvenes al trabajo. El PP de Rajoy es más cauto, y asegura que son las comunidades autonómicas, y no el presidente, quien define qué impuestos va a recaudar y en qué lo gastan. Rajoy se ha limitado a decir que los sueldos de los banqueros son muy altos.

¿Lo ricos son el cáncer que carcome España? ¿Lo que se pellizque de sus malévolas fortunas va a ser la salvación de nuestra economía y a reflotar el empleo? Creemos que cualquier curso de economía nos enseñaría que no, que las respuestas son más complejas…