Empresas

Vestidos para matarse: el uniforme en la oficina (II)

3. El arrugado (también conocido como papel maché o cartón piedra)
El fashion item: La plancha nunca ha mancillado tu ropa. Incluso es probable que tampoco conozca el lavarropas. Existen probabilidades de que el polvo sobre tus hombros tenga valor arqueológico.
Lo que dices al mundo: No soy un esclavo de la moda
Lo que tus compañeros realmente ven: En realidad, procuran no verte, aunque te huelen.
Las ventajas para la empresa: Eres una fuente de capacitación constante, pues preguntas constantemente, con una insistencia (sobre todo si ya sabes la respuesta) que, aliada al temor a infecciones que despiertas, consigue tu objetivo real: que tus colegas terminen por hacer tu trabajo.

4. El blanco (también conocido como El Ku Klux Klan)
El fashion item: Blanco de la cabeza a los pies, incluyendo los zapatos, siempre en el tono más deslumbrante posible
Lo que dices al mundo: “Soy un libro abierto”
Lo que tus compañeros realmente opinan de ti: “Ahí viene ese tío otra vez” o “Si me gustase la crítica constructiva, sería albañil” o “He aquí la muestra patente de lo fundamental que es un padre severo en la formación de un perfecto imbécil”
Las ventajas para la empresa: Eres el equivalente a un supremacista blanco en el trabajo. No sólo te demandas un trabajo perfecto: se lo exiges a todo mundo, incluso al chico que barre. Tienes una crítica y una frase hecha para todo mundo. Contigo, los directivos se ahorran los cursos de motivación: le das a todo el personal una razón común de existir. El odio.

Fuente | Cracked

Imágenes | AldalOcio  | Fantasy Tienda