Economía

¿Veremos el regreso del crédito?

Depositphotos_31782631_m

Hay una hecho incontrovertible: hacer dinero cuesta dinero. Empresas y familias lo tienen claro: cuando se trata de proyectar hacia el futuro en tiempo de crisis, son necesarios recursos. Tradicionalmente, esta financiación provenía del crédito bancario… pero desde hace dos años se vive una contracción del negocio crediticio (en el caso de las hipotecas, el sector más sensible, el número de nuevos créditos ha disminuido en un 42% en el último año). ¿La financiación, cómo la conocíamos hasta antes de la crisis, regresará alguna vez?

La respuesta es contundente: no. Los tiempos del crédito fácil se han ido, y estamos por vivir épocas de crédito escaso y caro. No sólo se trata de que los bancos temen a la morosidad, y por ello endurecen las condiciones para acceder al crédito: es que tampoco les interesa reactiva el negocio de la financiación.

Las subastas de deuda del BCE han malacostumbrado a la banca española: la mitad de los fondos solicitados por la banca europea fueron a parar a nuestros bancos. Las entidades de nuestro país va a basar su negocio en el canje de deuda al mediano plazo, y van a delegar la concesión de crédito, un sector que les siguen pareciendo riesgoso.

¿Y dónde podremos acudir para la financiación? Con mayor frecuencia el negocio del crédito está reposando en financieras especializadas en crédito rápido. Empresas que no sólo conceden cantidades muy pequeñas, sino que lo hacen a intereses muy altos, que rayan lo confiscatorio… Los requisitos laxos que solicitan no justifican el alto costo del dinero que ofrecen.