Empresas

Venezuela decide su futuro

Venezuela grunge flag

Hoy puede ser un día para el cambio en Venezuela, y es que se celebran elecciones generales en el país latinoamericano después de la muerte de Hugo Chávez el pasado 5 de marzo. En concreto, 18 millones de venezolanos están llamados a las urnas en unos comicios que pueden suponer continuar en la línea populista de Chávez, que deja un país dividido y con un alto nivel de inseguridad ciudadana, o tal vez optar por el cambio y otorgar a Henrique Capriles la posibilidad de liderar una regeneración democrática.

Capriles, un joven abogado con larga trayectoria política, no lo va a tener fácil debido al potente sistema propagandístico de Maduro, el sucesor de Chávez. Así las cosas, los resultados electorales de Venezuela son de suma importancia para los intereses de la economía española, debido a la creciente tensión entre el país latinoamericano y España en los últimos años.

Esta tensión se ha materializado sobre todo en expropiaciones, y es que Venezuela es el país que más empresas ha expropiado del continente americano. Desde que Hugo Chávez se alzó con el poder, han sido muchas las empresas españolas que han sufrido las nacionalizaciones del exdirigente venezolano: Banco de Venezuela (entonces del español Grupo Santander), la distribuidora de productos agrícolas Agroisleña o la petrolera YPF entre otros.

¿Qué opción política elegirán los venezolanos? ¿Afectarán éstas a las relaciones entre Venezuela y España?