Finanzas

Usa tu tarjeta como si fuera una relación

Credit cards

Karla Bayly, una consultora empresarial mexicana, propone una técnica sumamente novedosa para el manejo de las tarjetas de crédito: adiministrarlas como en una relación con alguien en cuyo dominio no queremos caer. Romance, desde luego, pero sin servidumbres. Usa el la tarjeta de crédito, pero sin ser su esclavo.

1. Averigua sobre él/ella

Antes de dar un paso en la relación, hay que averiguar todo lo posible sobre el objeto de nuestro deseo: costo y concepto de comisiones, intereses, penalizaciones, límite de crédito, promociones…

2. Evita caer en los mismos errores
De las relaciones anteriores se aprende a no tropezarse con la misma piedra. ¿Qué fue lo que no funciona con tu anterior crédito? O, sobre todo: ¿Qué fue lo que no supiste hacer funcionar?

3. Cómo te ves, te tratará
Hay que cuidar la imagen. No dejes que la hogazanería o la irresponsabilidad manchen el ideal que representas, como amante y como tarjetahabiente: los ficheros de deudores son un bache difícil de superar. Además, una tarjeta bien administrada es la puerta para recibir mejores y mayores líneas de crédito.