Economía

Una quita para Europa a cambio de la devaluación periférica

deuda europa

No parece que las cosas nos vayan demasiado bien en Europa. Mientras la mayoría de países hace un intento por contener sus déficit, la deuda pública crece, los ingresos caen, y en algunos casos el paro es endémico, como en España. Otros acumulan otro tipo de problemas que impiden el crecimiento y la recuperación del continente. El FMI ya ha solicitado dejar las políticas de la austeridad y dar un impulso fiscal, cuando hace apenas meses parecía convencido del milagro económico del ahorro público. Y ahora se suma otro ente, con una propuesta si cabe aún más polémica. En este caso nos referimos al presidente del Ifo, que ha solicitado formalmente una quita de deuda para los países periféricos. Incluida España.

En el caso de nuestro país, la deuda pública se ha elevado considerablemente por la diferencia entre ingresos y gastos, así como por el desastre del rescate bancario y otros males menores a los que todos los ciudadanos hemos tenido que hacer frente. Pero no somos el único, y el problema más grave viene ante la ausencia de crecimiento. Las grandes economías europeas se han estancado, y la española, aunque tiene previsiones de crecimiento, solo recuperará parte del terreno que perdió estos años.

Quizás porque la situación es de una gravedad extrema, nos encontramos con la propuesta que hace el director de Ifo. Para él, la solución pasa por una quita de deuda de los países periféricos, a los cuales acusa de haber absorbido el dinero europeo y no generar productividad. A cambio de este respiro y oxígeno puro, nos pedirían una devaluación interna importante, que en todo caso, aún sin la propuesta, España ya está pasando al ver la reducción brutal de salarios que estamos sufriendo y los empleos precarios que se están generando. ¿Seremos capaces de soportar más? Veremos…