Empresas

Un samisdat para la oficina

A veces, seamos sinceros, hay que fingir que trabajamos. La empresa nos demanda cumplir con un horario que no siempre puede ser colmado de actividad frenética. En ocasiones, para seguir siendo productivos, hay que olvidarse del trabajo, poner la mente en blanco, o lisa y llanamente hay que hacer el vago.

Para esos momentos existe, al menos para los angloparlantes, Read at work, el samisdat moderno, que nos permite leer autores clásicos mientras fingimos que trabajamos en una presentación de Power Point (que como sabemos es el único programa que los mandos intermedios pueden entender).

El samisdat era un recurso empleado por estudiosos y lectores de la oscura Rusia comunista que enfundaban las lecturas prohibidas en las cubiertas del Manifiesto o alguna lectura del Partido, y de ese modo burlaban a la censura y se evitaban viajes a Siberia. De la misma manera, el creador deRead at work realizó este falso grupo de Power Point nos inivita a sumirnos en la lectura de Wilde gracias a falsas presentaciones corporativas que tienen, en lugar del texto de marras, joyas de la literatura en lengua inglesa.

Desde aquí, lanzamos el reto para que los programadores hispanoparlantes hagan una versión en castellano, y le pongan algun libro que mole. Entre más largo, mejor.