Empresas

Un asistente de lejos

Hablemos una vez más de la ventaja de utilizar a diario esa maravillosa herramienta llamada Internet…

Sin duda, el Internet se ha convertido en una de las principales herramientas de todo emprendedor, es prácticamente imposible imaginar el día a día sin estar online. Entre sus muchas ventajas podemos mencionar que es uno de los medios más eficaces actualmente para darse a conocer. Digo, ¿quién no está “conectado” hoy en día?

Ok, veamos entonces solamente una de esas ventajas: el famoso outsourcing del que hemos hablado en algún momento, específicamente hablemos sobre el que ofrecen las llamadas “VA“, es decir, Virtual Assistant o Asistente Virtual.

Precisamente, como su nombre lo indica, es como tener un asistente pero virtual. En otras palabras, esta persona se encarga de hacer las llamadas pendientes, enviar e-mails, cotizar precios, concertar citas, actualizar datos, etc., y esto aunque no se encuentre en la misma localidad.

¿Los beneficios de contratar un VA? Muchos, entre los que podemos mencionar el ahorro de espacio físico, ya que no se tiene que contar con una oficina y mobiliario para el asistente, y aún así el trabajo estaría realizado. Si se analiza, es muy conveniente, permitiendo que uno se enfoque en los procesos más importantes y complejos que toda empresa requieren y delegando esos que-haceres varios que pueden ser realizados por alguien más… Aunque esté a millas de distancia. Y, sí, todo gracias a la maravilla del Internet, a través del cual se puede hasta gestionar el pago del asistente sin ningún problema.

Así que la próxima vez que se te acumule mucho trabajo pendiente considera la opción de salir en busca de un asistente a las anchas calles de la red. :)