Economía

Últimas horas antes de las presidenciales americanas

Euribor_Obama_Presidenciales

Ya en la recta final de la campaña electoral de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el aún presidente y candidato a la reelección, el demócrata Barack Obama, ha conocido los datos de paro del mes de octubre: a pesar de que se han generado más de 170.000 empleos, el paro llega ya al 7,9%. Sin duda, se trata de unos datos que no han debido sentar demasiado bien a Obama. Sin embargo, desde las filas republicanas se auguraba que las cifras de desempleo del pasado mes sobrepasaran el 8%, de manera que pese a las malas noticias Obama puede apuntarse el tanto de haber contenido la destrucción de empleo en Estados Unidos.

La pregunta que muchos os haréis es que qué efecto podrían tener estos datos de cara a las elecciones presidenciales del 6 de noviembre. Recordemos que Obama heredó una tasa de paro del 7,8%, y aunque apostó por un ambicioso plan de estímulo fiscal para activar el empleo lo cierto es que Estados Unidos mantuvo una tasa de paro por encima del 8% durante 43 meses. Una anécdota que os interesará saber: desde la II Guerra Mundial, sólo Ronald Reagan (con quien el paro alcanzó el 7,2%) consiguió la reelección habiendo una tasa de desempleo por encima del 6%. Si miramos más hacia el pasado, en los últimos 100 años sólo Roosevelt fue reelegido con una tasa de paro de más del 8% (en 1936, Roosevelt tomó el país con un paro del 16,6%, dejándolo por encima del 14% en 1940). ¿Creéis que le pasarán factura estos datos a Barack Obama?