Finanzas

Tu hipoteca puede ampliarse si baja el precio de tu casa (II)

euribor semanal

La norma en cuestión dice:Si por razones de mercado o por cualquier otra circunstancia el valor del bien hipotecado desmereciese de la tasación inicial en más de un 20%, y con ello se superasen, en función del principal pendiente de amortizar, los límites […], la entidad acreedora, previa tasación realizada por una sociedad homologada independiente, podrá exigir del deudor  la ampliación de la hipoteca  a  otros bienes  suficientes  para cubrir  la relación exigible entre el valor del bien y el préstamo o crédito que garantiza”.

La norma, hasta hace unos meses sólo una amenaza de las muchas que la banca se guarda en la manga, ha sido ratificada sorprendentemente por el Consejo de Ministros, sin ruido alguno, cuando en realidad lo que se esperaba era que la eliminasen. Todo lo que han hecho, es señalar en que momento el banco podrá hacer efectiva la cláusula.

Si el hipotecado es una persona física, cuenta con un año de gracia antes de que el banco toma los recaudos necesarios para extender la hipoteca y cubrir el monto depreciado en el valor de la casa.

En este caso, tenemos dos opciones: devolver el total del préstamo hipotecario o devolver la cantidad en que se ha depreciado nuestra vivienda.

Y eso no es todo: el plazo de gracia oculta una curiosa ejecución. Si en ese año el hipotecado no ha hecho nada por ampliar su hipoteca para cubrir el descubierto provocado por la devaluación de su vivienda, el banco entenderá que el particular desea devolver la hipoteca, y la banca estaría en su derecho de exigir la devolución total del préstamo.

Para los analistas, de ser aplicada la medida, sería una forma de que los bancos ganen la partida inmobiliaria de una vez por todas: pasarían la factura de la crisis inmobiliaria a sus clientes.