Empleo

Trabajar y ser pobre: la otra realidad de la crisis

trabajadores

Se suele presentar como a los desempleados con cargas familiares como uno de los colectivos con más porcentaje de personas en riesgo de exclusión social o pobreza, y lo cierto es que seguramente lo sean. Pero, junto a ellos, hay otro grupo de personas cuyos ingresos rozan el límite de lo mínimo que puede percibir una persona para no considerarse pobre.

El número de trabajadores cuyos ingresos están en el umbral de la pobreza crece el España, y ahora se sitúa en el tercer puesto de Europa, solo superado por Rumanía y Grecia, así lo refleja la última encuesta del Eurostat.

Trabajadores en el umbral de la pobreza

Los datos sobre empleo hablan de creación de puestos de trabajo y de personas que han accedido a un contrato, sobre todo, en los últimos meses, pero detrás de estos datos se esconde una realidad: horarios de trabajo de más horas y salarios más bajos.

Se acaban de conocer los datos sobre salarios del año 2012 y las estadísticas reflejan un aumento de la precariedad: el número de empleados en España con un sueldo inferior a 8.979€ anuales, lo que es lo mismo a 641,40€ mensuales, es de doce de cada cien empleados en activo, entre trabajadores a tiempo completo y trabajadores a tiempo parcial.

El mileurista, el más común

A pesar de que ya representan un colectivo importante, no solo los trabajadores en riesgo de exclusión tienen un sueldo precario, de hecho, el sueldo más común de los españoles es del 15.500€, poco más de 1.100€ divididos en 14 pagas anuales.

Los datos refieren al año 2012, en el que se llevó a cabo una importante reforma laboral y, por lo tanto, se prevé que los datos de 2013 y 2014 en salarios y condiciones laborales sean aun más pobres.