Finanzas

Mínimo histórico de los tipos de interés: el BCE lo deja en el 0,15%

tipos de interés

En Noviembre de 2013, el BCE decidió tomar una medida contundente para reactivar la economía y mejorar los datos del flujo de dinero: una bajada histórica de los tipos de interés hasta el 0,25%. Draghi anunció en aquel momento que la tijera de los recortes del tipo de interés no quedaría muy lejos.

Ahora la inestable economía francesa y la preocupante situación económica en Italia han vuelto a propiciar una nueva serie de medidas que tienen por objetivo hacer que el crédito vuelva a fluir en Europa. La medida más llamativa ha sido una bajada de los tipos de interés hasta el 0,15%.

Bajada del tipo de interés y comisión a los bancos

La medida estrella del BCE ha sido una bajada de diez puntos en los tipos de interés a nivel europeo , y se queda en un 0.15%. Sin embargo, la medida que más llama la atención es la imposición de depósitos en negativo para quienes tengan su dinero en el BCE, un -0.10%. Que hace que los bancos que tengan su dinero depositado en la entidad europea empiecen a pagar por ello, lo que, al menos en teoría significará que obligará a que el dinero empiece a moverse.

Para impulsar aun más la economía, Europa vuelve a apostar por una inyección de dinero que se destine al crédito a Pymes, un total de 400.000 millones que no podrán utilizarse para ningún otro objeto que para hacer que el dinero llegue hasta las empresas.

Además, para ganar competitividad el euro pierde parte de su valor. Teniendo en cuenta el alto precio de la moneda común de Europa, se dificultaban las exportaciones, desde el anuncio el euro ha bajo un 0.37%, algo que hará que las exportaciones en Europa sean mejores.

Hipotecas más económicas, para clientes antiguos

El nuevo tipo de interés tendrá un efecto directo en las hipotecas, pero solo en aquellas que ya habían sido firmadas con anterioridad al anuncio. Habrá que ver en cuánto se traduce la rebaja y si, por fin, esta vez Europa a marcar el camino hacia una recuperación económica estable.