EmpresasFinanzas

Telefónica no convence a Fitch

Man pointing on something

Telefónica saltó a los titulares hace unas semanas debido a su anuncio de que, en el plazo de cinco años, se desharía del 20% de su plantilla, una destrucción que pendería sobre puestos de trabajo en España, si bien apenas unos días antes había anunciado la entrega de cuantiosos bonos para sus ejecutivos.

Es decir: la empresa dirigida por César Alierta, vía de los EREs, va a contribuir significativamente al incremento del paro en la península, con 8.500 trabajadores más en la calle, y un enorme gasto para el Estado en materia de prestaciones.

Las cosas para Telefónica no han ido tan bien. Primero en temas de mercadotecnia (a nadie le gustan las empresas que se deshacen de sus trabajadores en aras del crecimiento). Y segundo po rque la calificadora Fitch ha rebajado la calificación crediticia de  Telefónica y de su filial europea O2. Ambas empresas han pasado de “estables” a  “negativas”.

La razón esencial que aduce la calificadora para esta depreciación: que Telefónica opera sobre todo en un mercado “débil”, rodeada por la incertidumbre y la desaceleración de los mercado europeos.

¿Qué es lo que debilita al mercado español? Ante todo, las cuentas del paro…

El tiro por la culata.

Fuente | EP

  • Pingback: ¿Apostar por Telefónica? | Blog Dinero