Finanzas

S&P reprueba (otra vez) a España

WSJ: cuidar el déficit no ha ayudado a España

Ante el deterioro de la situación económica, la calificadora de riesgo Standard & Poor’s ha bajado la calificación a España, y la coloca en la misma línea de riesgo que a Estados Unidos, Inglaterra, Chile y Portugal.

Esta baja en la calificación (o este aumento en el riesgo, que según S&P corren los inversores al poner su capital en España) se debe, principalmente, a la probabilidad de que “el sistema financiero español sufra importantes pérdidas por la morosidad crediticia, dado el alto endeudamiento empresarial, la rápida expansión del crédito antes de la recesión y la gran exposición al mercado inmobiliario“.

Dentro de una escala del 1 al 10 que mide la debilidad de la economía, España ha pasado del nivel 2 al 3, por debajo Alemania, Francia, Italia y Canadá.

La calificación a la baja de la economía española llega unos días después de que la calificadora tuviera que desdecirse de un informe negativo sobre la necesidad de endeudamiento de la economía: para S&P, España debía endeudarse un 25% más de lo planteado en este 2010 por la ministra de Economía, María Elena Salgado. Unas horas después de emitirse el informe, sin embargo, S&P aseguró que se trataba de un error.