Euríbor

SOLBES NO VE UNA CATÁSTROFE SINO UNA DESACELERACIÓN

Según informa Europa Press, en declaraciones del vicepresidente segundo del gobierno y ministro de economía, Pedro Solbes, durante una rueda de prensa celebrada en Vitoria, el ministro se ha mostrado “en radical desacuerdo” con la idea de que el Estado salvaguarde a las empresas del sector inmobiliario “cuando las cosas le van mal”.

“¿Debemos, como algunos piensan, actuar como en los viejos tiempos, con un respaldo del Estado a aquellas empresas que han apostado, yo diría que alguna de una forma más atrevida que otra, por ganar mucho dinero, cuando las cosas van mal?, desde luego, no es mi filosofía”, dijo al respecto.

Además, Solbes asegura que no ve la necesidad de realizar cambios relevantes en la política económica llevada a cabo por el Ejecutivo ya que, afirma, “esto no es una catástrofe, es una desaceleración”.

Aún así, el vicepresidente se mostró dispuesto a escuchar las propuestas “sanas y sensatas en términos económicos” que puedan ayudar a paliar los problemas por los que pueda estar pasando el sector, aunque matizó: “cualquier idea que implique que el Estado deba sustituir al empresario cuando al empresario las cosas le van mal, me resulta muy difícil de aceptar”.

“No es mi filosofía que el Estado tenga que entrar en un sector como el inmobiliario”, ha añadido.

Sin embargo, sí ha reconocido que el Estado podría intervenir con otras medidas, como el apoyo e impulso de las viviendas de protección oficial, si de verdad hubiera una “demanda clara”. No obstante, ha señalado que sería una medida “muy complicada” ya que sería necesario implicar a administraciones locales, autonómicas y a la estatal, pero que, con ello, se podrían calmar dos problemas importantes.

Por una parte fomentaría que no se pare la actividad en la construcción de una manera sustancial y, por otra, haría que, aquellas personas que no pueden acceder a una vivienda en el libre mercado, puedan hacerlo con estas iniciativas.” Ese es el tipo de ideas”, insistió, “que yo creo que hay que poner en marcha”.

En cuanto al revuelo que han creado en los últimos tiempos algunos indicadores económicos, como el aumento del paro, la ralentización del sector inmobiliario o el incremento de la inflación, estimó que es “lógico que se hayan encendido algunas alarmas”, aunque, quitando de nuevo hierro al asunto, hizo notar la necesidad de “situar las cosas en su contexto”.

  Mar Criado

Etiquetas: