Euríbor

Sigue la sequía del crédito

Sigue la sequia del crédito

Con bombos y platillos, se ha echado a andar la reforma financiera del Gobierno de Mariano Rajoy, pero sus tintas se han recargado en el saneamiento de sus activos relacionados con el ladrillo y en la reactivación del mercado inmobiliario (en el que se estima que hay más de un millón de viviendas sin vender), dejando de lado el que ha sido el problema de la economía española desde el estallido de la crisis: la sequía del crédito.

El lugar común que las empresas medianas y pequeñas acuden al momento de momento de señalar las razones por las que no invierten y no contratan (a pesar del abaratamiento y flexibilización del despido que ha significado la reforma laboral) es la falta de financiamiento. La misma razón que las familias señalan para no consumir ni confiar en la economía: la falta de crédito.

Según estimaciones del BBVA dadas a conocer a finales del año pasado, la concesión de créditos iba a decrecer en un orden de entre el 5 y el 8% en este 2012, sin embargo ya hemos visto las cifras que señalan el declive del negocio hipotecario: un 41% menos de créditos concedidos. Y en el caso de los que se han ofrendado, se trata de una financiación más cara y en condiciones más lesivas para el titular.

El panorama no mejora si se toma en cuenta que la siguiente etapa de la reforma financiera es reducir el número de entidades mediante fusiones. Un proceso que, además, va a reducir aún más la ya escasa oferta de crédito… y a endurecer más sus requisitos y costos.

  • http://www.todoprestamos.es/ Kimberly

    Ya sabemos que ese es el problema, después de el estallido de la crisis económica las entidades que conceden los créditos se han visto forzadas a reajustar sus condiciones para ofrecer crédito. En cierta forma ellos lo hacen como una forma de protegerse ante la crisis, pero a su vez, evitan la posibilidad de avance y de combatir esta crisis.