Vivienda

La casa que vence al calor

Antes de que las casas fueran construidas bajo el mismo diseño a ambos lados del Atlántico, las viviendas se construían según el clima de su localidad: pensemos en las casas encaladas de Ibiza y los caserones de piedra de Cantabria como dos ejemplos de construcciones hechas para convivir con un tipo de clima. Buena parte del gasto energético que hoy en día sufrimos en verano se debe a casas mal planeadas para soportar el calor.

La casa que dispara el aire

Elvis Presley nació en un tipo de construcción llamada “the shotgun house” (la casa de la escopeta), una casa de pequeñas dimensiones, pero con un gran sistema de enfriamiento natural: por la disposición de sus ventanas y puertas, la casa “dispara” el aire por toda su área, convirtiéndolo en un sistema de enfriamiento natural. Este efecto se logra porque las cinco habitaciones en su interior están dispuestas en forma secuencial, sin pasillo, lo que facilita el paso del aire.

Pequeña, pero eficiente

Además, otra de las bendiciones de la casa de la escopeta es que resulta muy útil para sacar provecho de poco espacio: con apenas un frente de menos de cuatro metros, permite el desarrollo de una casa completa, con ventanas en todas las habitaciones.

Poco espacio, eficiencia energética, calidad de vida: podría pensarse que hablamos de la casa del futuro. Y es que, por si todas sus ventajas no fueran suficientes, las casas de la escopeta son muy sencillas de construir.