EmpleoVivienda

Sería masivo el cierre de inmobiliarias

El boom inmobiliario nos trajo muchas cosas. Suba de precios muy marcada en el sector, aumento de financiaciones (muchas de ellas sin tomar precauciones o financiando el 120 % del valor) y, por supuesto, un enorme aumento de intermediación en estos negocios. Dicho de otro modo, el número de inmobiliarias creció casi tanto como los precios, durante la burbuja.

Pero la burbuja terminó, los precios caen, la financiación escasea y muchas inmobiliarias cierran. Podríamos decir incluso, que este es un proceso natural. Un crecimiento desordenando, es seguido de un decrecimiento estrepitoso. La falta de control de quienes debieron tenerlo es una de las causas de lo que está sucediendo ahora. Mucha gente, tentada por las ganancias importantes, entró en un negocio que conocía poco o muy poco. Mientras las cosas fluían a gran velocidad, todo estuvo bien.

Tal vez por ese propio desconocimiento, tal vez por ambición, o por ambos, no tomaron las precauciones lógicas para afrontar la previsible crisis que se avecinaba. También es cierto que el mercado no puede soportar tanto peso. No era realista el número de inmobiliarias.

Días atrás, la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI), anunció que para fines de este año, el 70 % de las inmobiliarias que funcionaban en enero de 2007, habrán cerrado al finalizar el presente año. Cifra muy impresionante, pero muy comprensible.

Me parece importante destacar un aspecto. Algunas de las inmobiliarias que se encuentran al borde del cierre, en situación sumamente crítica, pueden comenzar a ofrecer negocios tentadores o muy tentadores. Podría ser un manotazo de ahogado, que puede arrastrar a más de un incauto.

Maximizar las precauciones en este momento, trabajar sólo con gente muy seria y de probada trayectoria, son medidas elementales al encarar negocios con un sector tan comprometido.

Imagen: portal-inmobiliarias.com