EmpleoVivienda

Semana complicada para las inmobiliarias españolas

En realidad debí decir para las inmobiliarias en general, ya que las noticias internacionales que se publican a diario, muestran los mismos hechos en diferentes lugares. En las últimas semanas, algunas de las más grandes inmobiliarias de nuestro país, han declarado estar en muy serios problemas. En esta última semana en especial, algunas de las más fuertes, han debido dar un paso más doloroso aún y entrar en concurso de acreedores.

Tal vez uno de los casos más llamativos sea el de Habitat, que ha debido suspender pagos, contando con un pasivo de 2300 millones de euros. La cifra impacta, obviamente. Por supuesto que no es el único caso, y solamente lo destacamos por las dimensiones, pero la situación se repite claramente en numerosos casos.

No se puede dejar de hacer una analogía, en el caso de las grandes inmobiliarias, con el Titanic. El famoso barco estaba provisto en teoría de todo tipo de medidas de seguridad, era el colmo de la tecnología, enorme e indestructible. El problema no previsto por parte de los ingenieros que lo diseñaron, era que sería guiado por humanos, por lo tanto, imprudentes. Navegar con toda naturalidad en un mar plagado de témpanos, fue algo totalmente irracional. Si hubieran tomado una mínima precaución, la tragedia no hubiera ocurrido.

La crisis inmobiliaria de nuestro país se podía avizorar sin problemas desde tiempo atrás. No había forma de no ver los obvios témpanos. Quienes los ignoraron, confiando en su grandeza y seguridades… se hunden sin duda. No se podía hacer que no hubieran témpanos, pero se podía haber navegado de otra forma.

Imagen: aquispain.com