Vivienda

Se venden viviendas, pero pocas

vivienda

Diversas fuentes indican que el precio de la vivienda ha descendido en los últimos meses y estas mismas fuentes recuerda que las condiciones para conseguir una hipoteca son mayores, en parte debido al impulso europeo del BCE, que propone mayores ventajas para quienes solicitan crédito.

Pero a pesar de estas ventajas – que se aprecian, en realidad, poco en la calle –  los datos de compraventa de vivienda siguen registrado un descenso, aunque en Septiembre de 2013 este descenso empieza a ser moderado.

Suben o bajan, según el periodo que se tome como referencia

Como sucede cada vez que se publican estadísticas nacionales, cada uno puede leer los resultados en función de sus preferencias y de sus intereses personales.

Así, los más optimistas, pueden indicar que se ha producido una subida -del 0.2% – si se tienen en cuenta los primeros nueve meses del 2013 y se comparan con los datos del mismo periodo en 2012. Y pueden completar su optimismo al comprobar que la venta también fue de un 1.1% más que durante el mes de Agosto 2013.

Mientras que quienes son más negativos sobre la situación de la vivienda, pueden constatar que los datos de Septiembre 2012 eran más esperanzadores, y que se ha producido una reducción de casi un 9% en el número de transacciones.

Son las viviendas de segunda mano las que más interés suscitan por parte de los compradores, y es que en Septiembre se han confirmado hasta 13.150 operaciones de compraventa de este tipo de viviendas, mientra que las de nueva construcción siguen en picado, y superan, por poco, las 10.000 operaciones.

El Euríbor baja poco

Un dato a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda es la situación del Euríbor que, para Octubre de 2013 ha mostrado un descenso muy moderado y que, según analistas, muy probablemente no descenderá en los próximos meses.

Sin olvidar que aun cuando se cuenta con dos sentencias de Juzgados, muchas hipotecas nuevas se firman con cláusula de suelo, interés que no permite a los clientes disfrutar del tipo de interés actual, que ronda en 0.5%, y que eleva los intereses hasta el 3.5%.