Euríbor

Salgado responde a las críticas de la CEOE

Gerardo_Díaz_Ferrán_(2010)

La reacción del gobierno ante las declaraciones vertidas por el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, no se ha hecho esperar, así, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha pedido este martes ante los micrófonos de la Cadena COPE, que la patronal mantenga una actitud más constructiva y que aplique de igual modo la austeridad que reclama al Ejecutivo a la hora de reducir la oferta de empleo público en el año 2010, ya que, según Salgado: “Todo el mundo conoce las indemnizaciones de algunos de los directivos de la CEOE”. Salgado explicó que la patronal, con estas peticiones, está demandando que el número de policías y Guardias Civiles se quede como está, sin cubrir las bajas o las jubilaciones. “Creo que muy poca gente estaría de acuerdo”, añadió. Asimismo, frente a las críticas de Díaz Ferrán sobre que el Gobierno todavía no sabe cómo va a acometer la subida de impuestos, la vicepresidenta aseguró que “por supuesto que lo sabe”, pero que considera “muy razonable” no habérselo comentado ni a los grupos ni a los sindicatos, porque quiere plantearlo en el mismo momento en el que presente sus prioridades de gasto. En este sentido, se extrañó del respeto que reclama el presidente de la patronal si reacciona así cuando el Gobierno le ha explicado que quiere esperar a la presentación del Presupuesto, aunque reconoció que el máximo representante de los empresarios tiene derecho a decir que la reunión de ayer le decepcionó. “A mi tampoco me pareció que su postura fuera constructiva”, añadió Salgado. La titular de la cartera de Economía explicó que en el encuentro se habló del presupuesto de gasto y de las prioridades del Gobierno, como el gasto social o la financiación autonómica, prioridades que dejan un margen de austeridad “relativamente pequeño” en el que el Ejecutivo va hacer todos los esfuerzos posibles. En este sentido, consideró que, después de una explicación de una hora, no es “muy razonable” decir que el esfuerzo de austeridad no se ve por ningún sitio. Es necesario un diálogo sincero A pesar del nuevo desencuentro entre el Gobierno y la patronal, Salgado consideró que “no es difícil” recuperar el diálogo con los empresarios, aunque resaltó que se necesita un “diálogo sincero”, a pesar de que los empresarios defiendan su papel, sus prioridades y hagan las críticas al Gobierno que consideren oportunas. “Eso hay que hacerlo en un ambiente más constructivo que el que encontré ayer”, añadió. No obstante, la vicepresidenta económica valoró positivamente la actitud de los sindicatos, que están desarrollando un papel “extraordinario” en estos momentos frente a la posibilidad de confrontación que hubiera existido en otras épocas. “Hay que reconocer su responsabilidad”, añadió, tras recordar que están arrimando el hombro para salir de la crisis. “No los veo narcotizados, sino todo lo contrario”. En otro orden de cosas, Salgado destacó la importancia de salir a la calle para explicar las medidas anticrisis y la subida de impuestos, así como para que vean los esfuerzos de austeridad que realizará el Ejecutivo en el Presupuesto, al posponer algunas decisiones de gasto que en ningún caso afectarán a las infraestructuras, la I+D, el gasto social y la protección a los desempleados. Consideró que hay que explicar las decisiones a la ciudadanía con “pedagogía y paciencia”, al tiempo que aseguró que buscará entre todos los grupos políticos el consenso para aprobar los Presupuestos de 2010, un consenso que abarca también al Partido Popular, con el que no descarta reunirse en los próximos días tras haber recibido al resto de grupos. “Creo que vamos a presentar los Presupuestos que necesita esta situación económica”, señaló Salgado, quien se mostró convencida de que aprobarán los Presupuestos en el Parlamento. Finalmente, sobre la salida del ex vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes del Parlamento, Salgado aseguró que no se ha tratado de una marcha “abrupta”, ya que Solbes se lo había anticipado a algunos miembros de la Cámara Baja que han sido “igual de discretas” que él. “Entendí que debía ser Solbes el que hiciera la declaración”, añadió, tras considerarle un “excelente” ministro de Economía.

Etiquetas: