Empleo

Salarios más bajos no quiere decir más trabajo

sueldos

La congelación salarial es un término que conocen muy bien los trabajadores que están en activo en 2013, en los últimos años, el incremento de sueldos ha sido cada vez menor y, de hecho, si para 2013 el aumento fue de un 1,24%, para el 2014, ni siquiera llega a la mitad y se quedará en un modesto 0,55%.

Negociación de convenios 2014

En los últimos días se han vivido jornadas de negociaciones entre patronal y sindicatos, con el objetivo de fijar el incremento de los sueldos para el próximo año, y ya se ha confirmado que la subida media de salarios será de apenas un 0,55%. De hecho, uno de cada tres trabajadores afirma que, desde que empezara la crisis, su salario no ha aumentado en la misma medida que el coste de la vida y un bajo porcentaje incluso ha llegado a indicar una bajada de la retribución por el trabajo.

Como dato curioso sobre la situación de salarios, los últimos informes del Ministerio no apuntan a una congelación generalizada de sueldos en todos los estratos, de hecho, mientras que el sueldo de los cargos inferiores se mantiene o, incluso, baja, los cargos superiores y directivos, han visto aumentado su retribución mensual en un 7%.

Menos dinero, y menos trabajo

Y, a pesar de lo que se podría pensar, el hecho de que los sueldos hoy sean más bajos, no repercute de forma positiva en la creación de empleo, de hecho, la pérdida de poder adquisitivo conlleva un descenso del consumo que se traduce en aun menos empleo.

En cualquier caso, todos los organismos coinciden al afirmar que no se producirá un incremento de los salarios hasta que la tasa de paro sea inferior al 20%.

¿Creéis que será posible mantener los salarios a la baja y crear empleo?