Empleo

El salario mínimo congelado, y sus consecuencias

salario mínimo

Con el anuncio de los presupuestos generales para el 2014 la sensación es de desconsuelo , una vez más, de que es necesario ajustarse el cinturón para poder hacer frente a la deuda del país. Sanidad y Educación han vuelto a salir perjudicadas.

Pero no muy lejos a quedado el Empleo, y aunque el pago de salarios no depende directamente del Estado, en este sector también hay recortes, el salario mínimo se congela en 645,30€.

Salarío mínimo: 645,30€

El SMI es la retribución mínima que los trabajadores pueden percibir como mensualidad legal. El SMI sirve además como indicador para la percepción de becas o ayudas, pero también para determinar los subsidios por desempleo.

Desde que empezara la crisis, el aumento del salario mínimo apenas ha sufrido aumentos y se congeló en los años 2011 y 2012; mientras que en 2013, el crecimiento de este fue de un 0.6%, para el 2014 ya se ha confirmado que el salario mínimo interprofesional se mantendrá en 645,30€.

Consecuencias de congelar el salario mínimo

La sensación de inestabilidad podría parecer la primera consecuencia de esta precarización, así como la desprotección de las personas más necesitadas hechos que, han aumentado el número de depresiones y han traído un aumento de consumo de ansiolíticos.

Pero, además, el poder adquisitivo de las familias se ha visto reducido, hasta el punto de que el consumo se ha estancado.

Es difícil evitar que se siga destruyendo empleo mientras se mantienen los salarios bajos, y es que no se puede pensar en un aumento del consumo como “salvación” de la situación económica del país, mientras aumenta el precio de los servicios y las familias cuentan con, cada vez, menos recursos para pagar.

Etiquetas: