Finanzas

Rusia y el valor del petróleo

oil pumps

La suave diplomacia con la que Rusia se dirige al mundo contrasta duramente con la despiadada estrategia con la que el gobierno de Dmitri Medvedev se hace con el control del petróleo, y en la que destacan actos como la condena del otrora zar del petróleo Mikhail Khodorkovsky (bajo los cargos de vender petróleo por su cuenta, sin pagar impuestos), el bloqueo de investigaciones sobre actos de corrupción alrededor del oro negro, las expresiones de apoyo a las violentas “elecciones en Belarus, y la muerte de periodistas.

Este salvaje reacomodo económico tiene una explicación, en un país donde muy pocas la tienen: el barril de petróleo escala cotizaciones hasta colocarse por encima de los 90 dólares por barril. Y el precio sigue subiendo.

De hecho, el sitio Slate ha desarrollado un gráfico en el que se puede comprobar la relación entre los eventos más relevantes de la historia rusa más reciente y la cotización del petróleo: entre más violento, más caro el petróleo; entre más reformista y transparente, más baja el precio. 1970 marca el inicio de este paralelismo, con la renuencia de la entonces URSS al cambio. La invasión a Afganistán por dictada por Leonid Brezhnev marca el primer saltó cuántico en la cotización del combustible. El precio más bajo se dio con la presidenia en buen rollito de Yeltsin y sus acercamientos a Clinton y la libertad de prensa: una caída de los 28 a los 11 dólares.

La presidencia de Vladimir Putin en el 2000 terminó con estos guiños a la democracia, e inició una irreflenable escalada a los precios del petróleo, llevándolo a los 91 dólares por barril, cuando Rusia invadió a Georgia.

Dmitri Medvedev, elegido en el 2009, parecía la opción democrática que acabaría por dar un respiro al clima de violencia decretado por Putin (ahora Primer Ministro), pero sólo fue un espejismo: cuando se dio a conocer la sentencia de Khodorkovsky, el petróleo ascendió a 92.25 por barril.

Fuente | Slate