Empresas

Revolución en la economía mundial

empresas

La crisis ha cambiado de forma drástica la economía, los mercados, a los países, e incluso a continentes enteros, pero ello no ha sido siempre algo negativo, ni mucho menos. De hecho, hay quienes han sabido sacar ventaja de la inestabilidad, para afianzar su poder en el mundo de las altas empresas.

Estados Unidos, la gran ganadora

El origen de la crisis comenzó en Estados Unidos, allá por 2007, el golpe en Wall Street y en los bancos principales del país fue importante y amenazó con poner el riesgo a empresas emblemáticas del mundo de las finanzas, y sin embargo, una vez pasado el susto, EEUU supo no solo repuntar en bolsa, sino aun más, reafirmar su poder. Las empresas estadounidenses también han sabido beneficiarse de este hecho, y en el top ten de las empresas más poderosas del mundo, hoy ocho son de EEUU.

Y mientras Estados Unidos afianza su poder, Europa se ha visto obligada a cederlo. Parece que el alargamiento de la crisis y las recesiones en el Viejo Continente han hecho mella en su poder económico y en su grado de influencia. Ahora son menos las empresas europeas que pueden presumir de estar en la lista de las 100 mejores.

La brecha entre los dos grandes continentes ha sido aprovechada por potencias emergentes, que han sabido ver una oportunidad única para crecer en un momento de debilidad de su competencia. Así China se ha convertido en la segunda potencia mundial, y otros países, como Brasil o Rusia han podido afianzar su poder.

Tecnología al poder

No es ninguna sorpresa descubrir que el ranking de las empresas más poderosas lo lideran empresas relacionadas con el mundo de las nuevas tecnologías, seguidas, muy de cerca por empresas del sector de bienes de consumo, pero curiosamente telecomunicaciones y suministros parecen hacer perdido una parte importante de su poder.

Lo cierto es, la última lista de las 100 compañías más influyentes refleja un importante cambio en la economía mundial, ¿quien hubiera pensado hace un lustro que grandes empresas, como  Nokia o Telefónica, dejarían de encontrarse entre las más influyentes del mundo?

 

 

Etiquetas: