Finanzas

Rescate de la Industria Automovilística

La crisis mundial y especialmente la de Estados Unidos no tiene tregua y quién iba a pensar lo que sucede con empresas enormes como las que en estos momentos piden a gritos que las salven de desaparecer del mapa.

Al parecer ya se ha aprobado por parte del actual gobierno de Bush, (quien recientemente ha demostrado su gran habilidad para esquivar zapatos), el rescate que se llevará a cabo por parte del Gobierno Federal de una ayuda económica de 13400 millones de dólares o 10 mil millones de euros para la General Motors y la Chrysler.

Este dinero que intenta evitar el colapso de las dos empresas automotrices proviene de los 700 millones destinados para el salvataje del sector financiero. Sin embargo se ha señalado por parte de Obama que estas empresas tendrán que llevar a cabo “acciones dolorosas” para poder sobrevivir y recibir la ayuda.

Si se cumplen los compromisos pautados habría además otra línea de ayuda de dinero de 4 mil millones extra en los siguientes meses. El nuevo presidente norteamericano que asume en los próximos meses advirtió que la paciencia del público se está acabando y que si desean seguir con vida deben tomar medidas para demostrar su viabilidad.

De todas formas expresó su acuerdo con estas medidas, más allá que mencionó que no ha tomado contacto con el texto de lo acordado por lo que aún no sabe si cuando asuma (el 20 de enero de 2009) modificará las mismas en algo, si es que puede hacerlo.

Se destaca que el otro gigante de las empresas de automóviles, la Ford, no hará uso de estos créditos. El gran esfuerzo que está haciendo la sociedad de estados Unidos por salvar a sus principales empresas del colapso significa que quienes más lo sufren son como siempre en estos casos los sectores más desprotegidos de la sociedad.

fuente: 20minutos | 20minutos