Economía

Rescate a Grecia en el aire

Greece crisis

La Unión Europea ya nos tiene acostumbrados a ese tipo de reuniones donde a los altos cargos de la sección que sea se encierran en una sala durante un número insufrible de horas, reunionen que además, acaban sin ningún tipo de consenso y que se acaban aplazando. Esta podría ser perfectamente la crónica de la reunión de ayer entre el eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional. El motivo: Grecia. La zona euro planteaba dar un margen de dos años más a Grecia para el cumplimiento de déficit establecido en las bases de su rescate con tal de ahogar completamente la economía helena.

Desde las filas de fuera de Europa, Christine Lagarde, la mujer con más poder de decisión del Fondo Monetario Internacional, se negaba en rotundo. Lagarde arguye que ampliar el plazo para que Grecia pueda cumplir con sus objetivos de déficit implica otra inyección de dinero. En concreto, se baraja la posibilidad de dar a Grecia 31.300 millones de euros del fondo de rescate o aumentar esta cantidad a 44.000. Esta última opcioón, que significa dar a Grecia los dos próximos tramos de ayudas juntos, es la preferida por el gobierno heleno, que reitera que ha hecho los deberes y que no darle ese dinero a Grecia puede provocar la bancarrota del país y su automática salida del euro.