Euríbor

Reforma financiera: más nacionalizaciones

Reforma financiera mas nacionalizaciones

El Congreso aprueba la segunda etapa de la reestructuración del sistema financiero español: la llamada reforma financiera (o saneamiento financiero). Esta reforma financiera pone el foco (nuevamente) en los activos tóxicos del ladrillo y en infundir confianza en el sistema financiero.

Según el Gobierno, con el paquete de medidas emprendidas y las que esperan a la zaga, se logrará que la banca atienda crédito y se consiga la venta de viviendas a precio razonable.

Lo cierto es que veremos más intervenciones como la de Bankia como parte de este saneamiento financiero, pues la inyección de dinero público a los bancos que no puedan hacer frente a la estatura de sus deudas asociadas al sector inmobiliario.

La reforma financiera se realizará a través de tres ámbitos:

1. Los bancos extraerán de sus balances los activos inmobiliarios tóxicos.

2. El Gobierno exigirá provisiones de hasta el 52% por el crédito sano

3. El Gobierno apoyará con dinero público a las entidades que no puedan afrontar el saneamiento, a un tipo de interés del 10%.

Los plazos para esta reforma financiera son muy acotadas: los bancos deben sanear sus cuentas y presentar sus planes en un mes. Si se da el caso de fusiones, deben estar listas el 30 de junio.

Apenas saberse las medidas involucradas este viernes 11 de mayo, y las Bolsas no han hecho sino caer. Para contrarrestar este efecto, el Gobierno está por encargar informes detallados a dos entidades  para que valoren la cartera integra de cada banco.

Esta es la cuarta provisión contra los activos inmobiliarios tóxicos  desde el inició de la crisis.