Guías prácticas

Recomendaciones para facilitar la vida a las personas que tiene discapacidad motriz

movilidad reducida

La discapacidad motriz es la disminución física que provoca en el individuo algún tipo de  impedimento en el aparato locomotor, limitaciones en posturas, o de coordinación del movimiento.

Si queremos facilitarles la vida, lo que se recomienda es lo siguiente:

–          Hay que tratarles como si fueran personas normales, considerando su discapacidad, pero sin resaltarla.

–          Si usan bastones hay que tratar de llevar el mismo ritmo al caminar. Es conveniente preguntarle si realmente necesitan ayuda.

–          Al hablar con una persona que va en sillas de ruedas, lo ideal es situarse frente de ella y a su misma altura. Es muy importante en el caso de que este acompañado dirigirse a la persona con discapacidad y no al acompañante.

–          No hay que dejarse llevar por la apariencia física o por los movimientos involuntarios.

Que se recomienda a la hora de prestar una mejor ayuda a las personas en silla de ruedas.

–          Las personas con discapacidad conocen su silla perfectamente así como funciona con lo que es importante “no olvidar preguntar antes, qué es lo que necesita exactamente”.

–          No hay que empujar la silla demasiado deprisa, ni tampoco girarla bruscamente.

–          Hay que colocar la silla correctamente, bloqueando siempre los frenos.

–          Cuando se va a subir una escalera NO hay que levantar la silla por los brazos, ya que podrían provocar un accidente.

Para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad motriz es necesario:

–          Acceso a la entrada: Se deben de evitar los desniveles con una rampa o salva escaleras si hicieran falta. Es muy conveniente que incluyan barandillas

–          Puertas: deben de ser más anchas que las normales.

–          Pasillos y escaleras: será conveniente la instalación de pasamanos.

–          Baños: debe ser lo suficientemente ancho y amplio como para que pueda acceder una silla de rueda.

–          Interruptores: Han de estar situados a la altura adecuada para que se pueda acceder a ellas desde una silla de ruedas.

En caso de que necesiten ayuda, no se preocupe, las personas alguna discapacidad motriz sabrán pedirle exactamente lo que necesitan.