Vivienda

Rajoy sanea el sistema financiero

Rajoy sanea el sistema financiero

Comienza la tarea más titánica a la que debe enfrentarse el flamante Gobierno del Partido Popular y Mariano Rajoy. Y no es, como se preveía, el enorme número de parados (que ha rebasado holgadamente las previsiones, y ya se ubica en los 5.350.000 personas). Tampoco será el adelgazamiento burocrático con el que se quiere reducir el déficit (las cabezas ruedan que da gusto, y ministerios enteros y programas sociales desaparecen felizmente). No: el enorme reto de la nueva administración en poner en orden el sistema financiero español.

El primer paso: que los bancos ofrezcan su verdadero rostro.

Entre las medidas para que cada institución quede valuada en su justa medida. Esto es: someter a la banca a un proceso de transparencia.

Para ello, los bancos deberán sanear sus cuentas de resultados. En ese aspecto hay una palabra incómoda, cuyo peso va a rebajar la cuenta de resultados de todos los bancos: el ladrillo.

Entre las exigencias que la administración va a imponer a la banca, se encuentra la de que, como parte de su proceso de transparencia, debe presentar sus activos inmobiliarios y los créditos que han concedido a promotores.

El problema es que la banca deberá presentar su exposición al ladrillo “al precio real del mercado”. Algo que, a decir de los responsables económicos del gobierno, va rebajar las cuentas de muchos bancos. Algo que, sin duda, provocará otro pequeño seísmo…

Además, desde el gobierno se quiere que tengamos menos bancos, y se va a potenciar la  continuidad en el proceso de fusiones entre entidades.