Finanzas

Queso parmesano como garantía en la banca italiana

parmesan cheese

A pesar de que en un primer momento suena como una idea descabellada, no hay nada extraño en el hecho de que la banca italiana acepté toneladas de queso parmesano como garantía. De hecho, es un ejemplo que deberían considerar otros bancos en el mundo.

Mientras se maduran, 400.000 hormas de queso pamesano están resguardados en las bóvedas de los bancos Agricola Mantovana (MPS), Popolare di Verona, Popolare dell’Emilia Romagna y el Credem (Crédito Emiliano), como garantía por el préstamos a agricultores. Se trata de un aval que se usa desde 1950, y que ofrece ventajas tanto para el productor como para el banco.

Al productor, le permite un sitio para la lenta maduración del queso, sin el pago de un alquiler a los largo de los dos años del proceso.

Para el banco,  es una mercancía que rara vez ajusta su precio a la baja, y significa la posibilidad de atenuar la morosidad con la reventa del queso (300 euros por horma de 4 kilos).

Desde luego, hay decenas de productos que en España y en el mundo podrían fungir como aval prendario sobre un préstamo, pero en el caso de nuestros bancos, se tomaría como pérdida el alquiler no pago…