Economía

¿Qué se debe hacer ante el veto de Rusia al sector alimentario?

veto Rusia

La semana pasada hemos estado hablando en Euribor del veto de Rusia al sector alimentario. La medida responde a las sanciones que la Unión Europea le impuso por el asunto de Ucrania, y a España ya le está afectando con cientos de camiones teniendo que dar la vuelta con sus mercancías, en la mayoría de los casos perecederas porque no pueden pasar la frontera. Y precisamente ante algo que nadie había previsto antes y que puede ser muy perjudicial para la economía agrícola española, hoy nos preguntamos ¿Qué se debe hacer ante el veto de Rusia al sector alimentario?

Visto desde un punto de vista diplomático, no parece que el veto impuesto por Rusia tenga mucho sentido. Es casi como el capricho de un niño sin sentido que acaba por dañar a sus propios ciudadanos, ya que todos esos bienes que se importan son necesarios, al tiempo que supone un propio perjuicio para su crecimiento económico. Pero Rusia ha asumido el coste que todo ello le supondrá, pero pretende dar una demostración de poder, y si cabe también de irresponsabilidad.

Pero eso por el lado de Rusia y cómo se vivirá la sanción por sus propios ciudadanos. A este lado del mundo, está claro que si el veto responde a las sanciones impuestas por Europa, debe ser Europa la que responda ante unos agricultores y empresarios que nada tuvieron que ver en el asunto. Pero que responda con matices. Particularmente creo que hay que buscar ayudas, subvenciones o algún tipo de capital que permita solventar esas pérdidas. Pero no extenderlas al infinito como se ha hecho en otras situaciones. Más bien asumir lo que ha sido causa directa de la U.E y luego ayudar a todo ese entramado agrícola a buscar nuevos mercados. No es fácil, lo sabemos. Pero menos fácil es estar siempre jugando a un juego en el que nos pueden tomar desprevenidos. Justamente como ahora.