Vivienda

Qué gastos tener en cuenta a la hora de comprar una casa

Gastos al comprar una casa nueva

Si tienes unos ahorrillos y has decidido dar el paso de comprarte una casa, queremos asesorarte para que tengas en cuenta los gastos que vas a tener durante los próximos años. Y es que es necesario conocerlos todos para que, pasado un tiempo, sigas teniendo margen y no vivas ahogado.

Escrituras e hipoteca, dos básicos

Antes de entrar a vivir, hay unos gastos que no se pueden obviar. Entre estos destacan los gastos de la notaría, que será la encargada de hacer las escrituras de la casa. Dependiendo del tipo de municipio y de dónde se encuentre, las escrituras tendrán un precio u otro, al que hay que sumar el dinero que hay que pagarle al notario.

La hipoteca es otro de los gastos a los que hay que hacer frente. Y no solo al entrar a vivir, sino durante buena parte de tu vida. Por eso, debes tener en cuenta el tipo de interés que te cobrará el banco y los años que tendrás que estar pagando para calcular el precio final de la vivienda.

Una vez que ya has empezado a vivir tu sueño de la emancipación, vienen otros gastos como el agua, la luz o el gas. En algunas ocasiones, estos servicios se incluyen dentro de los gastos de la comunidad, por lo que te puedes olvidar un poco de ellos. En cambio, si no es así, deberás estar pendiente de los cambios de tarifa que se producen para que no pases penurias a final de mes.

Para telefonía e Internet, recurre a Mister Comparador

En cuanto a la telefonía e Internet, cada vez es un gasto que hay que tener más en cuenta. No en vano, la Red se ha convertido en un fijo en nuestros hogares, al igual que los smartphones y, en menor medida, la televisión digital. Pero ¿cómo ahorrar en este aspecto? Es muy fácil. Recurriendo a Mister Comparador, una web que compara para ti en cuestión de segundos cuál es mejor oferta de ADSL y fibra (con sus correspondientes packs de telefonía móvil), y televisión digital.

Tan fácil como decir qué compañías usas, tanto de telefonía fija como de móvil, y el forzudo del ahorro te hará una recomendación. En definitiva, una manera fácil y sencilla de ahorrar en uno de los gastos recurrentes del hogar.