Finanzas

¿Qué dice la nueva ley de crédito? Desistimiento

Credit Card In Pieces

Este pasado 25 de septiembre entró en vigor la nueva ley de crédito (Ley 16/2011, de 24 de junio), una legislación que deroga la anterior, que provenía de 1995. Se trata de una ley que opera sobre créditos bajo la forma de pago aplazado, préstamo, apertura de crédito y cualquier forma de financiación.

Esta nueva ley introduce diversos cambios que pretenden proteger al cliente de prácticas abusivas y cobros indebidos, pero también es un instrumento que protege al sistema bancario: entre sus más importantes innovaciones, introduce la obligación de la institución financiera de evaluar la solvencia del futuro titular de cualquier forma de crédito.

Este nueva ley introduce la figura de Desistimiento. Esto es, en pocas palabras, que a partir de ahora será posible echarse para atrás en un crédito, sin pagar por ello comisiones o penalizaciones, como ocurre ahora. Si quieres aprender sobre las diferencias entre cancelación y desistimiento, no dudes en asistir a los cursos de economía que hay para ti en el mercado.

Para que este derecho tenga efectivo es necesario que se notifique dentro de los 14 días naturales transcurrido después de la firma del contrato,

El derecho a desistir de un contrato de financiamiento, que permite al  consumidor a dejar sin efecto cualquier obligación, está regulado en el artículo 28 de la nueva ley de crédito.

Para ejercerlo, el consumidor debe comunicar a la parte contratante (banco, caja o cualquiera que sea la institución financiera involucrada) en un plazo no mayor de 14 días naturales tras la firma del contrato.

Este derecho de desistimiento es igual al que ya se venía aplicando en otro tipo de contratos, como en el caso de los contratos de servicios financieros a distancia, multipropiedad, compras por Internet… Este decisión debe ser comunicada a la parte prestadora del servicio  a través de medios que funjan como constancia admitida en Derecho: telegrama burofax, telegrama o vía notarial.