EconomíaFinanzas

¿Qué dice la nueva ley de crédito? Cancelación

Depositphotos_32317705_m

Según la nueva ley de crédito, aprobada el pasado 25 de septiembre, el consumidor adquiere el nuevo derecho de cancelar un crédito a través de la figura del desistimiento, que requiere de una notificación (de las que legalmente se aceptan como constancias). El desistimiento puede ocurrir en los 14 días naturales después de la firma del contrato (caso en el que el consumidor no debe abonar ningún concepto al prestamista, ni queda sujeto a ninguna otra obligación). Además del desistimiento antes del inicio del crédito, la nueva ley también contempla la cancelación del crédito una vez que ha iniciado, y tras las entrega misma del capital. Para entender mejor esta legislación, acude a un curso de economía.

¿Cómo opera en esos casos la cancelación?

 

Cuando se cancela un crédito, no basta con la mera devolución del capital, pues en tanto que se hace efectivo su desistimiento, el crédito ha generado intereses y comisiones. Cuando el crédito se cancela, hay que devolver el capital más esas cantidades.

La cancelación del crédito también se hace efectiva con una notificación a la institución financiera (dentro de las que se consideran como constancias ante la ley, como el telegrama). Desde el momento en que el titular cancela el crédito, tiene 30 días para devolver el capital entregado más los intereses generados al momento de la notificación.

El cálculo de los intereses se realiza sobre el contrato anulado. Al devolver el capital, hay que sumar, además de los intereses, el importe del interés diario.

La institución financiera no tiene derecho a reclamar al consumidor ninguna otra tipo de compensación.