Economía

Prohibido pagar en efectivo más de 2.500 euros

Business man with credit card

Una de las batallas que el gobierno de Mariano Rajoy no ha sabido llevar demasiado bien en este primer año de legislatura es la lucha contra el fraude fiscal. Una de las medidas que tomó justo al poco tiempo de entrar al poder fue la famosa amnistía fiscal, con la que el Gobierno pretendía indultar a aquellos que evadían impuestos para que devolvieran el dinero a nuestro país. Con esta medida, se calcula que Hacienda se ha embolsado tan sólo un cinco por ciento de toda la cantidad de dinero que se pretendía recaudar.

Ayer se puso en marcha otra medida encaminada a luchar contra el fraude al fisco, uno de los problemas que de acuerdo con varios técnicos de Hacienda, es de los más graves en España y que más positivamente podría contribuir a la mejora de nuestra economía si se luchara fervientemente contra él. Pues bien, ayer entró en vigor una nueva ley que prohibirá realizar compras entre empresas y proesionales de más de 2.500 euros pagando en efectivo. Si no se respeta este límite, el gobierno aplicará una sanción tanto al pagador como al receptor del 25% del valor del pago total realizado.

La Agencia Tributaria también ha aclarado que también incurrirá en un delito aquel que realice una compra en efectivo por más de 2.500 euros aunque la lleve a cabo en varios pagos de menos de la cantidad límite. Por ejemplo, si compramos un producto determinado que cuesta 8.000 euros en 8 pagos de 1.000 euros, la sanción sería del 25% sobre el total de la compra, esto es, 2.000 euros de multa.

¿Creéis que esta medida tendrá efectos recaudatorios?