Euríbor

PREVISIONES DISCREPANTES EN CUANTO AL FUTURO DE LA VIVIENDA

La incertidumbre desatada tras la crisis hipotecaria e inmobiliaria ha provocado que las entidades de crédito y los analistas tengan una especial preocupación por hacer previsiones de futuro en dicho sector.

La otra consecuencia es que, debido a esa incertidumbre, los resultados de dichas previsiones disten mucho unos de otros llegando a producirse una diferencia de hasta 12 puntos en las estimaciones para el futuro en el precio de la vivienda, según fuentes extraidas de elmundo.es.

Así, los que se decantan por hacer previsiones alcistas creen que los inmuebles se encarecerán en orden de un 4%, mientras que, en el otro extremo, los que optan por dar mayor peso a la presión a la baja, mantienen que los precios descenderan hasta un 8%.

Situándonos ahora en datos reales ya pasados, el año 2007 se ha caracterizado por un aterrizaje suave en el ascenso del precio de la vivienda, pasando del 9’1% dado en el último trimestre de 2006 al 5% registrado en los últimos meses del presente año.

Y siguiendo con las discrepancias en cuanto al precio de la vivienda, el servicio de estudios del BBVA en su último análisis estima una subida del 1’4% a lo largo del año 2008 y apunta, además, que en 2009 se producirá un descenso del 1’9%.

En la otra línea se mueven el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley y Deutsche Bank, quienes prevén que las bajadas de precios comenzarán ya en 2008 y se situarán, según la entidad estadounidense, en el 5% y, según la alemana el descenso oscilará entre el 2% y el 8%.

Por otro lado, Crédit Agricole, banco francés, estima que durante el bienio 2008-2009, se produzca una bajada que alcance el 10%.

La CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorro), sin decantarse por ninguna de las dos posturas, mantiene que el precio de la vivienda podría congelarse, registrar incrementos próximos a cero o incluso bajar.

Caixa Catalunya, saliéndose de dicha estimación, cree que los precios experimentarán un incremento de entre el 3 y el 3’5% en 2008.

Por su parte, el objetivo del Gobierno de España es acabar la legislatura con una subida en el precio de la vivienda por encima del IPC.

La consultora RR de Acuña y Asociados estima que los precios podrían subir alrededor de un 4%, mientras que Aguirre Newman se decanta por una bajada en los inmuebles de las capitales españolas debido a la sobreoferta, entre un 5% y un 10%.

Como vemos hay estimaciones para “todos los gustos” y, como siempre, habrá que esperar para ver a quién da el tiempo la razón.

  Mar Criado

Etiquetas: