Finanzas

Préstamos para desastres naturales

Si eres víctima de un desastre natural (inundaciones, sequías, terremotos, huracanes…), cuentas con una herramienta crediticia que puede ayudarte a ponerte nuevamente de pie: los préstamos para amortiguar desastres naturales.

Aunque existe la alternativa de pedir un crédito para subsanar los daños que un desastre natural ocasione en tus bienes y salud, ante eventos extraordinarios, la banca suele responder con préstamos blandos (a muy bajo interés. sin comisiones, penalizaciones y amplios plazos de devolución) para dar una mano extra a quien la necesita.

Bilbao Bizkaia Kutxa, por ejemplo, y ante las inundaciones que sufrió el País Vasco, estableció dos líneas decrédito: un préstamo de ayuda (con estructuras ventajosas para las víctimas) y otro de emergencia (por 10.000 euros y sin contemplar ningún tipo de interés). Para solicitarlos, es necesario presentar documentación (facturas, peritajes, recibos del seguro) que justifiquen la ayuda.

Además de estos préstamos extraordinarios, los afectados por un desastre natural cuentan con las líneas ICO (Instituto de crédito oficial) que, a través de la mayor parte de las instituciones financieras, aporta préstamos blandos para paliar los efectos de inundaciones en incendios.

Fuente | Consumer
Imagen | Telecinco