Vivienda

Precauciones en los pisos por compañía

Depositphotos_11295467_m

En un post anterior hablábamos de las viviendas por compañía. En estos casos no se paga un alquiler, pero existe un compromiso de acompañar al dueño/a del piso un determinado número de horas al día, que no son pocas, y un comportamiento que incluye muchas veces, limitar las salidas nocturnas.

Para ambas partes existen riesgos al hacer este tipo de acuerdos. Por ese motivo es sumamente importante tomar muchas precauciones. Muy buenas referencias son un punto inicial. Si pueden ser conocidos de algún lugar, por ejemplo de familiares, es mucho mejor.

Pero también es muy probable que se den serios problemas de convivencia, que exigen resolverse.

La siguiente precaución, entonces, es tener todo por escrito, de modo de minimizar los problemas diarios. Por ejemplo, horarios, volumen de la música, visitas, etc. Los fines de semana y vacaciones suelen ser un punto de discusión. Por lo tanto, dejar todo por escrito minimiza la posibilidad de tener problemas.