Vivienda

Precauciones en el alquiler con opción a compra

El precio del alquiler de viviendas baja un 0,9%

El alquiler con opción a compra es una modalidad de compra diferida, que hemos explicado en varios post anteriores. Tiene una serie de ventajas que los tornan sumamente interesante, pero hay que tener en cuenta algunas situaciones.

Si el bien que se compra está hipotecado, puede plantearse la situación que el dueño actual deje de pagar sus cuotas de hipoteca, por cualquier motivo. Si se da el caso, el banco tiene que respetar el contrato que el inquilino ha hecho de la opción a compra.

Pero hay quienes opinan que en el orden de prioridades, si la entidad financiera decide embargar el bien, tiene prioridad frente al inquilino. Se reconocen ambos derechos, pero la prioridad estaría clara.

En ese caso si el inquilino decide seguir adelante con la compra, debería hacerse cargo de las cuotas adeudadas y todo lo generado en concepto de recargos, y costas legales.

Tal vez lo más prudente entonces sería hacer este tipo de negocios, con pisos que no tengan hipotecas pendientes, si es que es cierto que la prioridad es de la entidad financiera.