Finanzas

¿Porqué no baja el interés de los créditos personales?

baja

Parecía que con esta crisis todos estábamos llamados a convertirnos en economistas, y creíamos que la información disponible nos haría comprender al fin la lógica detrás de las subidas de los precios y el encarecimiento de la vida.

Desgraciadamente, no es así, y los economistas nos dicen que la economía es como un adolescente caprichoso, no sólo abierto a todas las influencias, sino siempre dispuesto a reaccionar de manera distinta ante cada estímulo, y siempre en nuestra contra.

Si se anuncia que el BCE baja y baja las tasas de interés, si los bancos necesitan mi dinero para ser solventes, si el consumo es vital para reactivar la economía, ¿porqué sigo pagando los mismo intereses por el uso de mi tarjeta de crédito? ¿Porqué sigue siendo tan difícil y tan caro conseguir un préstamos personal?

La respuesta es que los bancos no están nada saludables, a pesar del aire de optimismo.

Aunque los tipos de interés se han recortado en Europa en casi un 400% (de 4,5 a 1%) en lo que va del 2009, lo cierto es que ese abaratamiento del dinero no se ha reflejado en la vida bancaria. La banca sigue sometida a una gran presión debido a una cartera vencida (que ha aumentado tando como han bajado los tipos de interés: de un 1 a más de un 4%), un retiro masivo de los principales productos de inversión (los fondos, sobre todo) y el estado de alerta en que viven las bolsas. Un estado del que los bancos no saldrán hasta que la crisis amaine.

Y mientras tanto, aunque el precio del dinero baje en la macroeconomía, seguiremos pagando un interés de más del 9% por un crédito personal.

¿Es injusto? Desde luego, pero: ¿cuándo han tenido que ver entre sí lo justo y la banca?