Vivienda

Por qué hay tantas viviendas ociosas en nuestro país

Una primera respuesta a este planteo es bastante obvia. Estamos en una crisis inmobiliaria y la venta de pisos y casas está claramente enlentecida. Pero eso es sólo parte de la realidad y se trata de un hecho transitorio. Sin embargo, si miramos un espacio de tiempo más amplio, en España el número de viviendas ociosas es muy alto en relación a la región. Y la causa es también bastante obvia.

No existe una cultura de alquilar. Se acostumbra decir que a los españoles la vivienda propia les es algo esencial. Pero esto no ocurre porque sí. A los dueños les da miedo poner una propiedad en alquiler, por razones más que justificadas, lo que hace que la oferta sea pequeña en relación a lo posible, y los precios más elevados. El riesgo es siempre alto, y hay que cubrirlo de alguna forma.

Esto fue generando con el tiempo la sensación en la gente, de que tener una vivienda propia es algo básico. No se ve así en el resto del mundo. O al menos no así para todas las épocas de la vida y situaciones.

El marco legal en torno a este tema es tan favorable a una sola parte, que es claramente injusto. La inseguridad que tienen los propietarios a la hora de decidir poner un piso en alquiler es motivada por las propias leyes.

Cada tanto se habla de este tema por parte de fuentes oficiales. Pero los datos que brindan son tan lejanos a la realidad que vive la gente, que resultan poco creíbles. Un ejemplo de esto es cuando declaran que ahora los juicios de desahucio durarán un mes y medio, en lugar de los tres que dura. He llegado a escuchar cosas por el estilo. El desahucio de un inquilino que no paga dura muchísimo más que tres meses y no hay español que no lo sepa.

Generar un marco legal acorde es una medida que no requiere de inversiones fabulosas y a esta altura es más que una necesidad tenerlo. La cultura de alquiler es algo que requerirá mucho más tiempo, pero sin leyes no se podrá hacer nunca.

Imagen: flickr.com