Finanzas

¿Por qué es tan difícil ganar dinero en un mercado bajista?

Leía hace unos días el comentario de un experto en el que explicaba que los españoles no terminamos de entender las opciones que existen para ganar dinero cuando la bolsa baja y que solemos quedarnos quietos en estas situaciones, lo que me ha hecho pensar en porqué nos cuesta tanto sacarle partido a un mercado bajista. Estas son mis conclusiones:

En primer lugar, creo que para poder sacarle partido a un mercado bajista hay que estar convencido de que se trata de un mercado bajista; esto es, estar seguros de que el mercado no sólo está débil sino que va a estarlo aún más en un periodo de tiempo adicional suficiente como para que podamos invertir a la contra en ese periodo.

Esta idea enlaza directamente con la segunda, pues si aceptamos la premisa de que a largo plazo la bolsa siempre sube, el plazo para una inversión a la baja ha de ser forzosamente corto, lo que nos obliga a ser muy rápidos a la hora de ver el mercado bajista y de adivinar el momento en el que se dará la vuelta.

En tercer lugar, existe un problema claro a la hora de invertir en un mercado bajista: ¿Cómo lo hago? Si la bolsa es alcista la opcion está clara: compro acciones (y no me complico la vida), pero si es bajista tengo que recurrir a los derivados, lo que me supone una opción probablemente más cara y, sin lugar a dudas, no tan sencilla de manejar.

Lógicamente, y vuelvo en parte a la primera premisa, saber con garantías que un índice o un título va a bajar en un plazo determinado es tan difícil como saber cuál y cuándo va a subir, por lo que el trabajo previo a la decisión de invertir en un mercado o en otro es el mismo.

Y en quinto lugar -y reconozco que puede sonar un poco raro- invertir a la contra es difícil porque es algo así como una inversión ‘contra natura’. Psicológicamente, tenemos asumido que ganar dinero implica que la bolsa suba, que suban las acciones que tenemos compradas; es muy difícil entender que podemos ganar si la renta variable cae porque nos obliga a plantearnos todo al revés.

Si me permiten el símil, sería una sensación parecida a la de apostar contra tu propio equipo: Aunque te vaya el dinero en ello, no puedes aceptar que pierdan tus chicos para beneficiarte tu, por lo que finalmente no apuestas. Esto es en cierto modo lo que hacemos los inversores en mercados bajistas: Nada; por lo que le doy la razón al experto de RBC Dexia. Cuando no tengo claro que la bolsa vaya a subir no me complico la vida y símplemente no invierto.

fuente: finanzas.com

Etiquetas: