Economía

Políticos griegos, presuntos defraudadores del fisco heleno

Vista del Parlamento griego

No hay duda alguna de que uno de los países con los que la crisis económica que estalló en 2008 ha sido especialmente dura. Con un paro del 25,10%, una prima de riesgo desorbitada (en 1.576 puntos básicos frente a los poco más de 400 de España), un déficit público igual al del estado español (9,4%) y una deuda pública que representa el 170,60% de su PIB (frente al 69% en el caso de España), Grecia es un país controlado por la temida troika, un conjunto de técnicos económicos que intentan estabilizar una economía profundamente deprimida sin tener en cuenta el efecto negativo que sus drásticas medidas pueden acarrear en la sociedad.

Así pues, en una Grecia sin poder democrático y con una escalada de violencia social imparable, se ha destapado una lista de casi 2.000 presuntos defraudadores del fisco heleno con cuentas bancarias en Suiza. Todo es relativamente normal (considerando que, por desgracia, andamos ya algo inmunizados ante estas noticias) hasta que leemos los nombres de los defraudadores: se trata, en muchos casos, de hombres fuertes de Nueva Democracia, el partido que actualmente gobierna en Grecia.

Desde el gobierno heleno se ha intentado evitar la filtración de esta lista porque sin lugar a dudas tendría un efecto de indignación en el país, aunque la tarea ha sido en vano y diversos medios griegos publican ya la lista con nombres y apellidos. Esta publicación no podría venir en un momento más delicado para Grecia: el gobierno de Nueva Democracia ultima un nuevo paquete de medidas de recortes valorados en 13.500 millones de euros. Si estas medidas no salen adelante, Grecia podría verse abocada a la suspensión de pagos, lo que provocaría la salida del país heleno del euro.